El Aeropuerto de la Ciudad de México recibirá más de 400 millones de inversión

Ya que estamos en lo de las inversiones para aeropuertos, ahora se dio a conocer que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México recibirá más de 400 millones de pesos para su infraestructura. Este dinero será para mantenimiento de las pistas y sistemas de seguridad.

Aunque no se hará ninguna ampliación en especial se espera que en los próximos años el número de visitantes suba de 26 millones a 32 millones anuales. Actualmente el aeropuerto atiende alrededor de 60 operaciones por hora, y hasta 80 en las horas pico. Aunque recientemente Aeroméxico declaró que el aeropuerto está saturado, el director del aeropuerto dice que todavía tiene capacidad sobrante.

Lo cierto es que esta capacidad sobrante se está agotando rápidamente, no solo del aeropuerto sino también el espacio aéreo se está volviendo más complicado. Especialmente porque accidentes como el del Learjet 45 donde iba Mouriño en el 2008 pueden afectar la zona urbana que ha crecido por todos lados. La crisis aeronáutica de hace algunos años le dio un respiro al aeropuerto, pero no hay que olvidar que sigue siendo necesario construir otro.

“Entierran” a Aviacsa

Aviacsa, the Happy Airline
¡Los aviones tras las rejas! Imagen de Potjie vía Flickr

Hace apenas poco más de dos semanas que la corte falló contra Aviacsa para que pague el adeudo de más de $300 millones que tienen con la SENEAM por servicios de aeronavegación y la SCT ha ordenado a la aerolínea que 25 de sus aviones deben quedarse en tierra por problemas de seguridad. Es decir, sólo un avión de los que forman su flota puede volar.

La línea aérea cuenta con 60 días para resolver los problemas encontrados y de no hacerse así la suspensión será permanente. O sea, ni siquiera atenerse a un plan de mantenimiento escalonado para que poco a poco puedan reincorporarse. O los arreglan todos de un sólo trancazo o se amolaron. Todo esto mientras se trata de que el sector turístico se recupere.

La CANAERO ya se está empezando a mover para que se liberen créditos a las aerolíneas mexicanas, puesto que Aviacsa no es la única que está en problemas. Prácticamente todas las aerolíneas tienen problemas de liquidez, ocupación, o deudas, incluyendo Mexicana y Aeroméxico.

No se ve nada bueno para la industria aeronáutica de nuestro país. Las empresas que logren sobrevivir (si acaso queda alguna) podrán ver una recuperación dentro de tres a cinco años. Mientras tanto el resto de la industria turística seguirá padeciendo las consecuencias.